Construcciones con impresoras 3D toma fuerza en Europa

Santiago, 24 de mayo de 2021.- En tan solo tres semanas, un campus de arquitectura experimental, en Bélgica, realizó la primera casa de hormigón de dos plantas (90m2) creada por una impresora 3D, la más grande de Europa. 

La impresión 3D, o proceso de fabricación aditiva en la construcción, ha tomado fuerza en territorio europeo producto del ahorro en materiales y, sobre todo, por el cuidado al medioambiente que este genera. A su vez, la arquitectura verde, como se hace llamar, te puede ahorrar mucho dinero y tiempo, reduciendo el desperdicio de materiales como madera o metal. 

El sector de la construcción aún continúa siendo muy tradicional debido a la forma de trabajo que tiene. Esta iniciativa de alta tecnología contribuirá a modernizar la industria y así hacerla más sostenible, como también ser una posible solución a la escasez de viviendas, que hace subir los precios, genera hacinamientos y provoca desalojos.

Pese a que esta nueva tecnología en la construcción presenta un incipiente desarrollo, en Holanda, por ejemplo, el “Proyecto Milestone”, construyó una de las cinco casas proyectadas en este país, con impresión 3D, la cual ya se encuentra habitada. 

Por otro lado, en tiempo de pandemia, la paralización de obras y escasez de materiales ha sido un tema en todo el mundo. El sistema de impresión 3D puede hacer el trabajo de 10 o 20 obreros en cinco o seis oficios distintos y, el proceso puede ahorrar de dos a tres toneladas de carbono por unidad, lo que significa un tremendo ahorro de tiempo y recursos.

Según distintos referentes de esta tecnología, el precio de estas casas pueden ser hasta un 30% a 40% más baratas que las construidas convencionalmente. 

En Chile, aún se está a la espera de que estas nuevas tecnologías e impresoras 3D, toquen tierra nacional. 

Referencias Bibliográficas

No Comments

Post A Comment